EPIC GAMES DEMANDA A APPLE POR FORNITE

Desde el lanzamiento de la Epic Games Store, Tim Sweeney, el fundador de la compañía, se colgó el traje de salvador del gaming reclamando por las excesivas comisiones que cobran el resto de las tiendas digitales En un comienzo su rival era Steam, pero eventualmente Sweeney apuntó contra Sony, Microsoft y las tiendas de iOS y Android. Y aunque su cruzada ha obtenido pocos resultados reales, hoy Fortnite introdujo una rebaja en el precio de su moneda digital cuyo objetivo es pegarle directamente a Apple y Google donde más les duele: en el bolsillo. A partir de ahora los 1000 V-Bucks están rebajados de 10 a ocho dólares en todas las tiendas, pero para aprovechar el precio en móviles es necesario pagar a través de un sistema propio de Epic Games. Y para meter presión, la empresa dice que si Apple y Google bajan sus comisiones del 30 por ciento, ese ahorro se trasladará directamente a los jugadores. Por supuesto, desde el momento en el que leímos el anuncio sabíamos que esto iba a terminar mal. Sweeney ha sido un vocal detractor de las prácticas de Apple, y esta mojada de oreja iba a costar caro. Apenas horas después del anuncio Fortnite fue dado de baja de la tienda de Apple por violar los términos y condiciones de los desarrolladores. La guía de la tienda dice que todas las compras dentro de las aplicaciones deben realizarse a través del mecanismo de pago de Apple. “Si deseas desbloquear alguna función dentro de la aplicación (por ejemplo: suscripciones, monedas del juego, acceso a contenido premium o desbloqueo de versiones completas) debes usar las compras dentro de la aplicación. Las aplicaciones no pueden usar sus propios mecanismos para desbloquear contenido o funcionalidades, como claves de licencia, marcadores de realidad aumentada, códigos QR, etc.”

La alternativa al método de Apple le costó a la empresa la disponibilidad en la tienda, algo que claramente Epic Games esperaba, no solo porque tenía la respuesta legal y moral lista esperando a ser activada, sino porque lo anticipaba en la sección de preguntas frecuentes del anuncio apuntando a la seguridad de los usuarios. “Creemos que todos los desarrolladores deberían ser libres de ofrecer pagos directos en todas las aplicaciones. Al operar en plataformas abiertas y operar la tienda de Epic Games, Epic ha procesado más de 1600 millones de dólares de pagos directos de forma exitosa, y utiliza encriptación en la que la industria confía y medidas de seguridad para proteger las transacciones de los clientes.” Justamente es la seguridad lo que Apple cita para justificar la decisión de bajar la tienda, explicando que el cambio no solo viola las reglas sino que “no fue analizado o aprobado” por la compañía. “Hoy, Epic Games tomó la desafortunada decisión de violar las reglas de la App Store que se aplican de forma igualitaria a todos los desarrolladores y diseñadores para mantener nuestra tienda segura para los usuarios,” dice el comunicado enviado por Apple a los portales. “Epic habilitó una función en su aplicación que no fue analizada o aprobada por Apple, y lo hizo con la intención manifiesta de violar las reglas de la App Store respecto de pagos en la aplicación que aplican a todos los desarrolladores que venden servicios o elementos digitales.” Tim Sweeney y su equipo no se quedaron con los brazos cruzados, por supuesto. Primero lanzaron la campaña #FreeFortnite, para que los usuarios pudieran reclamar por sus derechos de seguir comprando cosas: “Apple ha bloqueado a Fortnite en la App Store, eliminando la posibilidad de todos de instalar y actualizar el juego en dispositivos iOS, y obligando a Epic Games a ‘eliminar la función de pago directo de Epic’,” dice el sitio oficial. “Apple mantiene los precios altos para poder cobrar el 30 por ciento de tus pagos, y ¡está bloqueando Fortnite para prevenir a Epic de trasladar el ahorro de los pagos directos a vos!” “Unite en la lucha contra App Store en las redes sociales con Free Fortnite.” En la sección de preguntas frecuentes Epic Games explica correctamente que quienes tengan el juego pueden seguir jugándolo, pero la empresa perdió la capacidad de actualizar la aplicación, por lo que pronto Fortnite será injugable para los usuarios de dispositivos con iOS. Asimismo, Apple debería ofrecer una devolución del dinero de todas las compras realizadas dentro de la aplicación, dado que fue bloqueada y se han vuelto inaccesibles. Aún así, como pudo comprobar el periodista Gene Park, todavía es posible adquirir V-Bucks en Fortnite tanto a través del método de pago alternativo de Epic Games como a través de la App Store directamente.

De todas maneras Epic Games no se quedó con la campaña colectiva, sino que demandó a Apple por prácticas monopólicas en la tienda buscando, según el texto un cambio que “permita competencia leal” en la distribución de aplicaciones para dispositivos móviles. “Epic presenta esta demanda para terminar con las acciones injustas y anticompetitivas que Apple ejecuta de forma ilegal para mantener su monopolio en dos mercados multimillonarios diferentes: el Mercado de Distribución de aplicaciones de iOS y el Mercado de Procesamiento de Pagos dentro de las aplicaciones de iOS,” dice la demanda. “Epic no busca compensación monetaria de la Corte por los daños sufridos. Epic tampoco está buscando un trato preferencial como compañía individual. En su lugar Epic está buscando un cambio que permita competencia leal en estos dos mercados que afectan directamente a millones de consumidores y decenas de miles, si no más, de desarrolladores de aplicaciones.” Y para finalizar y confirmar que Epic se la veía venir, la empresa lanzó un video mofándose del popular aviso 1984 de Apple dirigido por Ridley Scot en el que la empresa apuntaba contra IBM y su presunto monopolio de mercado, allá en otros tiempos. En la versión de Epic Games el control es asumido por un personaje con cabeza de manzana y después de la icónica carrera que finaliza con la rotura de pantalla, aparece un mensaje que dice: “Epic Games ha desafiado el Monopolio de la App Store. En respuesta, Apple bloqueó Fortnite de miles de millones de dispositivos. Únite a la lucha para evitar que 2020 se convierta en ‘1984’.”